EL PORTAL HOY

NOTICIAS DE ACTUALIDAD

ACTUALIDAD COLUMNISTAS LOCALES NOTICIAS POLITICA Sin categoría

NUEVO GOBIERNO Y UNA SEMANA DE MALAS SEÑALES. POR DANIEL DALMAO (INTEGRANTE DEL EQUIPO DE DIPUTACIÓN POR SALTO)

El primero de marzo asumió el nuevo gobierno (Poder Ejecutivo) y transcurrió su primera semana dejando un conjunto de señales muy preocupantes.
Las ceremonias que rodearon a la asunción se dieron en un marco de notoria ausencia de pueblo. Contrasta esto con las anteriores (2005, 2010 y 2015) que estuvieron acompañadas masivamente. No es una buena señal para un nuevo gobierno asumir en soledad y más si se agrega el fracaso también en presencia de delegaciones internacionales. Ejemplo de calor y cariño popular se vivió sin embargo en la despedida a Tabaré Vázquez el viernes anterior.
Los aumentos de tarifas ya se venían anunciando, pero esta semana tuvieron un burdo intento de trasladar la responsabilidad en la decisión, a los directores frenteamplistas de los entes públicos. Este intento se efectuó a través de una “orden” del flamante nuevo director de la oficina de planeamiento y presupuesto (OPP), Isaac Alfie. Maniobra que recibió una contundente respuesta de dichos directores: “la información ya la tienen, decidan ustedes”. Dos aclaraciones al respecto: 1) Es obvia la contradicción entre la prédica constante en los años anteriores, en cuanto a que cada aumento de tarifas públicas implicaba un “tarifazo” o “ajuste económico”, que por el contrario se debían bajar y, por otro lado, la desesperación por subirlas ahora. 2)Haber confirmado en la dirección de la OPP a Alfie, quien participa activamente en un juicio internacional contra el Estado uruguayo por varios miles de millones de dólares, es una muy, pero muy mala señal. Solo logran disimular esta decisión “antipatriótica” con la generosa ayuda de los medios de comunicación, que la hicieron “desaparecer” rápidamente como noticia.
Otra preocupación se generó ante el nuevo “accionar policial”: exceso en el uso de la fuerza, estigmatización de la pobreza, maltrato a malabaristas callejeros, enorme despliegue provocador en torno a las pacíficas marchas por el 8 de marzo. Esto hace temer por consecuencias que nos pueden dejar graves hechos que tengamos que lamentar profundamente. Aquí hay sin dudas una incitación a reprimir. El presidente dice que se hace cargo, es su orientación y la de su ministro Larrañaga. Las cobardes amenazas al diputado Gerardo Núñez y a sus hijas, son también resultado del clima violento generado por estas “orientaciones” de la coalición multicolor.
Otra muy mala señal dada por el gobierno es el silencio, que puede significar respaldo a los implicados, ante las múltiples situaciones de corrupción. Los intendentes blancos de Artigas, Soriano y Colonia acumulan montañas de denuncias y también procesos judiciales. Pero nada dice su partido, ese que ahora conduce el gobierno nacional.
Es notorio que los grandes medios de comunicación son parte del poder económico y por tanto del actual oficialismo político. Para los que nos oponemos a todo esto y queremos defender lo conquistado por el campo popular en estos últimos tiempos, el camino es el “mano a mano”, el “cara a cara”-como dijo Tabaré en un Comité de Base el miércoles-y la movilización social y política.

Foto: La Red 21

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *