EL PORTAL HOY

NOTICIAS DE ACTUALIDAD

ACTUALIDAD LOCALES NACIONALES NOTICIAS POLITICA

El diputado sup. Daniel Dalmao, en México, en el XXIV SEMINARIO INTERNACIONAL “LOS PARTIDOS Y UNA NUEVA SOCIEDAD”.

Por estas horas, el diputado sup. Daniel Dalmao, se encuentra en México, representando al Partido Comunista, en el XXIV SEMINARIO INTERNACIONAL “LOS PARTIDOS Y UNA NUEVA SOCIEDAD”.

La participación de Dalmao en el seminario, se enmarca en los 100 años del Partido Comunista de Uruguay. Siendo además, el aniversario el eje principal de su intervención.

La posibilidad de generar espacios internacionales de debates entre los partidos de izquierda y avanzados, abre las puertas al análisis de la realidad y a la comprensión del momento histórico que se está atravesando. A continuación transcribimos la intervención presentada por el diputado el el seminario.

100 AÑOS DEL PARTIDO COMUNISTA DE URUGUAY
En nombre del Partido Comunista de Uruguay (PCU) saludamos al XXIV Seminario
Internacional “Los Partidos y una nueva sociedad”. Agradecemos al PT de México por
la invitación y por el enorme esfuerzo de organizar este encuentro.
Saludamos a todas las delegaciones hermanas presentes y a través de Uds, a todos los pueblos aquí representados. ¡Salú XXIV Seminario! ¡Vivan los pueblos que luchan por un mundo mejor!
El PCU cumplió en este 2020 100 años de vida. Veníamos organizando de una forma
muy ambiciosa la conmemoración de este primer siglo de vida. Pretendíamos realizar
una serie de actividades que tomarán un carácter internacional en cuanto a presencias y repercusión. Pero la pandemia mundial nos obligó a cambiar las formas y adaptarnos a las circunstancias.
Se realizaron varias conferencias virtuales con participación de partidos hermanos de
distintas partes del mundo; mensaje de la dirección a todos los organismos; Homenaje en el Parlamento con participación de la casi totalidad de los partidos políticos con representación. El cierre fue un acto de masas en la capital, con delegaciones de todo el país, cumpliendo estrictamente con las medidas sanitarias.
En el homenaje en la Cámara de Diputados decíamos nosotros:
“Los que asumimos una concepción del mundo que nos hace reconocernos como
comunistas, tenemos una visión en común de la necesidad de la construcción de una
sociedad sin explotados ni explotadores, la sociedad “del pan y de las rosas”, donde
reine la verdadera felicidad, basada en una vida digna para todos. También
compartimos la convicción de que esa sociedad no vendrá sola, sino que exige la lucha y la participación de las grandes masas.
En ese marco general, los comunistas uruguayos tenemos nuestra identidad, que se ha ido construyendo y que incorpora lo mejor de la historia de nuestro pueblo, integrando como propios el ideario artiguista y los principios varelianos de la educación pública, “gratuidad, laicidad y obligatoriedad”. Atraviesa toda la historia de los comunistas uruguayos, la presencia permanente en las luchas de los trabajadores y del pueblo, ayudando siempre a construir herramientas sociales y políticas que permitan la
participación y la conquista de derechos fundamentales que mejoren la calidad de vida de nuestra gente y tracen perspectivas con un horizonte de justicia e igualdad. Hemos luchado con aciertos y con errores, entristeciéndonos cuando hay retrocesos y
alegrándonos con los avances de nuestro pueblo”.
Juan Castillo, Secretario General del PCU, afirmó en el acto final:
“Nosotros nos abrazamos de nuestro continente mestizo, de Nuestramérica. Y
mantenemos viva la solidaridad con los hermanos pueblos de Cuba y de Venezuela
agredidos y bloqueados constantemente por el imperialismo. Demandamos la
solidaridad más amplia con los compañeros perseguidos y contra los asesinatos en
Colombia, donde no respetan los acuerdos de paz.
Y nos alegramos con las rotundas y contundentes victorias de los pueblos de Bolivia,
con el Más y del pueblo Chileno, que logra dar el paso para extirpar y cambiar la
Constitución del genocida Pinochet”.
Debemos además hoy incorporar el rechazo a la represión que está viviendo el hermano
pueblo de Guatemala y abrazarlos en su lucha.
En ese mismo homenaje en Diputados decía Ubaldo Aita:
“Los comunistas reafirmamos nuestra identidad al cumplir 100 años. Esa identidad no
la asumimos como un refugio sectario, muy por el contrario, es nuestra forma de
participar de la creación colectiva que implica la lucha de nuestro pueblo y de todos
los pueblos del mundo.
El marxismo-leninismo, central en nuestra manera de ver el mundo y de pararnos en él para transformarlo, es sin duda una referencia. Pero como un guía para la acción y,
justamente, es su interpretación creadora la que nos vincula con las luchas de
emancipación de nuestra patria y del continente, también parte de nuestra identidad…
Integra el impulso que nos hizo nacer hace 100 años, el Internacionalismo. La
identificación plena con las luchas de los pueblos del mundo por su liberación, en
particular con la Revolución de Octubre, que alumbró el primer estado obrero y
campesino, el primer gran intento de los oprimidos por gobernarse a sí mismos. Ese
internacionalismo, ha marcado la trayectoria política de los comunistas uruguayos, su
compromiso con la paz y con las luchas por la libertad en el mundo han sido
permanentes, desde la República Española, pasando por la lucha contra el nazi￾fascismo, con Cuba, con Vietnam, contra el apartheid y el colonialismo, son sólo
algunos ejemplos de ese compromiso militante…
En estos 100 años, hemos contribuido también con los gobiernos nacionales del Frente
Amplio, con sus gobiernos departamentales y municipales, en lo que, estamos
convencidos, ha sido una etapa que cambió el Uruguay para bien. Han sido gobiernos
que marcaron un tiempo de democratización profunda de nuestra sociedad en un
sentido sustancial, con conquistas de derechos por parte de amplísimos sectores de
nuestra sociedad, fruto de la brega conjunta del gobierno y los sectores populares
organizados… Por cierto, nos comprometemos, hoy más que siempre junto con nuestros
compañeros, a la superación crítica de los errores e insuficiencias cometidos y a luchar
por su desarrollo y profundización…
… Partimos de una elaboración teórica y su consecuente práctica política asentada en
el riguroso análisis de la conformación económica y social de nuestra sociedad
insertada en una región y en un mundo marcado por niveles insultantes de apropiación
de la riqueza y de los avances producidos por la humanidad, por parte de muy pocos.
Para eso, para su superación, para la construcción de una sociedad donde seamos, “socialmente iguales, humanamente diferentes y enteramente libres”, al decir de Rosa
Luxemburgo, es que nos proponemos una ruta: Avanzar en Democracia, para construir
una Democracia Avanzada, como nuestro camino hacia el socialismo. Creemos en la
democracia por principio y también como el mejor cuadro para el desarrollo de las
fuerzas sociales y políticas comprometidas con el mandato histórico de una sociedad
nueva, donde la dignidad del ser humano encuentre plena realización. Sostenemos
también como principio, la más amplia unidad de las fuerzas democráticas en su
defensa y plena vigencia”.
Juan Castillo, en el mensaje enviado a todos los organismos del Partido el 21/09 dijo:
“La actual crisis sanitaria, desatada por la pandemia mundial, ha puesto todos estos
elementos de manifiesto con claridad inusitada. Las insuficiencias de los Estados para
hacer frente a las necesidades vitales de la gente crecía de forma proporcional a los
niveles de desigualdad social y privatización de las politicas públicas. Y puso también
sobre la mesa que las únicas herramientas que los Estados y las sociedades tienen para
garantizar la vida, son la solidaridad y lo público, aquello que es, depende y se debe, a
todos nosotros. Nunca estuvo más palpable que las insuficiencias no están en nosotros,
sino que están en las formas en las que nuestras sociedades están organizadas…
Frente a la resignación, el individualismo y egoísmo que nos ofrecen, nosotros
invitamos a responder con solidaridad. Invitamos a asumir la vida en colectivo,
invitamos a poner en el centro a los seres humanos, sus genuinos anhelos de dignidad
y su derecho a ser. Frente a la violencia y el maltrato, que siguen a la actual sociedad
como la planta al sol, nosotros invitamos a optar por la fraternidad y el compañerismo,
por la felicidad colectiva. Frente a la depredación del mundo y de los seres humanos,
los comunistas uruguayos, los invitamos a tomar partido por la vida”.
¡Honor y gloria a los que luchan por una sociedad cada vez mejor, más justa, más
solidaria y más equitativa!

¡Viva Cuba, Venezuela y Bolivia y en ellos todos los pueblos hermanos!
¡Viva Uruguay! ¡Viva México!

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!